martes, 10 de febrero de 2009

Patada voladora


-¡Hola! ¿Cómo andás?
-Tlmfsbfosfnsorfnsf. ¿Yguoghsfiougf?
-Bien, acá, con los preparativos del casorio.
-Hofusghriufg. ¿Enkjshudhiespedida?
-¿Despedida? Y, no sé. Eso lo tienen que organizar ustedes.
-Yfkjsehfugseufiu. ¡¡Ufrsagieyraer!!
-¡Jajaja! No, con un asado alcanza.

Ayer a la tarde Esteban hablaba por teléfono con su mejor amigo, El Pocha. ¿El tema? Sí, su despedida de soltero. Ese maldito ritual del subdesarrollo. ¡La puta madre, loco! Mi despedida fue el sábado pasado y resultó un encuentro armónico y auténtico entre amigas, una reunión que, sacando unas portaligas blancas y recortes de cartulina con formas de penes y vaginas, se pareció más a un taller de costura cool que a otra cosa.

Así que resolví expresarme con una patada voladora.

No bien Esteban terminó de hablar con El Pocha se asomó a la heladera a buscar un yogurt. Entonces avancé en dirección a sus glúteos. Pero no llegué: las piernas se me atascaron en el vestido de bambula que llevaba puesto y caí en el piso con el huesito dulce en punta. ¡El dolor! Así, conmigo tirada en el piso y gritando, Esteban puso una cubetera entera adentro de una bolsa y me obligó a sentarme encima.

Calladita, obedecí de inmediato.

14 comentarios:

Mario R. Minervino dijo...

Mi despedida de soltero fue en 1985, en la Unión Vasca, al lado de la cancha de paleta, con asado y mucho alcohol. Al final me hicieron hacer unos "fondos blancos" con vino mezclado con sidra que me descompusieron como nunca en mi vida. Un rato después recuerdo que Alfredo Astiz, si, el represor, me llevaba a mi departamento del edificio Luchmayor, en la avenida Alem. Creo que eso son las despedidas de soltero. Nada. Una historia. A veces un exceso. Creo que lo más inteligente para cualquier rubia eléctrica es quedarse sentada sobre una cubetera. Y poner la cabeza también abajo del huesito. Vamos E. Lo peor está por llegar.

nicolae dijo...

por mala! aunque coincido con vos que las despedidas de soltero son un garron.

besos a los dos y que su huesito dulce ande bien!

Ani dijo...

Todos los caminos conducen a Lelé...ja ja!

Te maquilló mi amiga Euge! Es una genia, no podías elegir mejor (y no lo digo porque sea mi amiga)

A mi me deja que parezco CHAKIRA en la MTV....ja ja! Una producción....y con tu rostro nena!

Relajá, él va aestar con tu mirada mientras vos te volvés agua, como Amelie.

Estoy de vacas...pero l coincidencia valió el comment!!

¨ dijo...

yo creo que las despedidas de soltero/a y los so-called festejos de recibimiento son atentados envidiosos contra el miembro del grupo que cambia de situación/estado. no en balde se utilizan tecnicas normalmente consideradas de humillacion: maquillajes, desnudos, huevazos, bochornos.

yo creo que es un terrible sintoma de envidia y destructividad naturalizado e invisibilizado por los usos perversos de la sociedad en la que vivimos.

























(puedo ampliarme, pero soy tan aburrido a veces)

Mona lisa dijo...

de verdad hay algo que despedir?? digo... es necesario remarcar las ganas de vivir un momento como si se estuviera saltando de escalón? soltero, casado... el amor no sabe de estados civiles. Menos de despedidas de solteros. Distintas las despedidas de solteras, claro, esas si que valen la pena!!! Fluir amiga, fluir!!!! Te quiero!

Anónimo dijo...

Jajajaa!!! muyy graciosa la situacion. Sin haber estado ahi puedo verte en mi cabeza y por imaginarte no paro de reirme!

("Anita")

Lelé dijo...

Mario: Vos no le podés decir a Astiz "represor". Para vos es "miembro del último gobierno militar". Laaaaaaaaa... eso sí que es raro. Astiz llevándote a la rastra. Zarpada anécdota! En cualquier momento salgo con la cubetera en la cartera.

Nico: El huesito dulce duele, pero qué va ser. Beso grande para vos también.

Ani: Sí! Flor de coincidencia! Cuando le dije que te conocía me preguntó si había leído la "Carta a Giuliano". Me contó la historia. La verdad que maquilla como los dioses, no podía creer cómo me dejó la cara. Te mando un beso grande y las mejores vacaciones, Ani!

...: Nunca lo había pensado en términos de envidia, pero algo debe haber. Por eso mis amigas me dijeron antes de mi despedida: "No te vamos a ridiculizar". Ahora, me parece que los hombres son peores. Puede sonar inocentón, pero no me entra en la cabeza cómo alguien a punto de casarse puede ponerse a hacer cochinadas con una desconocida adelante de un grupo de amigos. No hay caso: no lo entiendo. Usted no es aburrido. Expláyese cuanto quiera.

Mona Lisa: Me gusta eso de fluir!!! Es una excelente palabra. Hasta suena exactamente igual a su significado: es una palabra muy serena, propia de algo que fluye.

Anita: Imaginate el golpe que me dí. Fue horrible. Me dolía tanto que me reía a carcajadas. Pero el primer momento fue fulero: tanto Esteban como yo pensamos que me había hecho pelota en serio. Gracias por pasar!

Anónimo dijo...

Jaja! Sabés que te quiero y quedate tranquila que en una piecita te lo devolvemos, querida mía!
Un beso enoorme.

Nico.

Bruno Cirnigliaro dijo...

No a las despedidas de soltero! No!

Anónimo dijo...

venga, una sana tradición las despedidas de solteros, hay algunas incluso que han merecido peliculas o antologías completas.

es un rito del que cualquier joven de cualquier parte del mundo no puede escapar, relajese, respire hondo y ruegue que los amiguetes no le hagan demasiadas chulerías al joven...!!!

Lelé dijo...

Nico: Qué difícil, qué difícil. Y nadie se imagina lo loca que soy yo. Así que... qué difícil.

Bruno Cirnigliaro: No! No!

Anónimo: Está bien un asado, una reunión de amigos como mi propia despedida. Lo que no soporto es la gilada de la prostituta. Eso es lo que no comprendo ni apruebo.

M dijo...

Querida Lelé: Pero si usted se viene preparando mentalmente para esta situación desde tiempos inóspitos!!! No sucumba.. el momento de tensión e incertidumbre dura poco. Después, a volver a la rutina.
(Como Anita, no pude evitar las risas... como en el post de creppes.. )

Ana dijo...

Odioooo las despedidas de soltero/a! Nada me resulta más aburrido en la vida!

Lelé dijo...

M: Sí, preparándome. En realidad el evento se pospuso hasta el próximo sábado, así que lo peor todavía no llegó. Cómo andás, linda? Te estoy mandando un mail. Beso grande!

Ana: Y sí. Son un enorme lugar común, como tantos otros. Beso.