jueves, 4 de noviembre de 2010

Imperdonables

Comprarse una remera negra Adidas original y mancharla con lavandina el mismo día del estreno.


***

Manejar con el marido en el asiento del acompañante y, por temor al equívoco, romper espejos y estacionar para el ort%&$%.

***

Dejar escapar sin chequear una falta de ortografía.

***

Decirle al gerente de la empresa donda trabajás:
-Yo pertenezco a la generación que cuando se harta de una condición no espera demasiado. Si ve que la cosa no cambia, busca otra cosa y se va. A esa generación pertenezco.

***

Hacer una escena de celos por Internet, vía blog.

***

Acariciar en la cabeza al vecinito de tres años que grita, grita y grita como un sindicalista reclamando paritarias.

***

Atender a un vendedor ambulante desconocido en la puerta de la casa y mantener el siguiente diálogo:
-Buen día, señora. Tengo estos repasadores para ofrecerle.
-¿A ver?
-Ayer pasé a la mañana y no había nadie.
-Ah noooo... ¿Sabe qué pasa? Que a la mañana es imposible. Hasta las cinco, más o menos, acá no hay nadie.

***

Dejar a la bebita de ocho meses sola arriba de la cama grande y que se caiga de cabeza al suelo.

***

Tener 15 años y decirle a tu mamá:
-Vos no sabés nada de la vida.

***

Gastar 80 pesos en dos chupetes de origen inglés.

***

No invitar a Marito al casamiento por temor al enojo del resto del equipo.

***

Decirle a alguien que durante un tiempo te cagó la vida:
-Me cagaste la vida.

***

Tener un blog y no atender amablemente los comentarios.

20 comentarios:

Briks dijo...

la del marido de acompañante es TI PI CA
yo no viajo en el auto cuando la que maneja es mi mujer
de hecho, ya no maneja

al vendedor de repasadores te faltó decirle cuál es la puerta ventana que no cierra muy bien

Yoni Bigud dijo...

Tirarse un vaso de vino a tope sobre el traje justo antes de una reunión impostergable. Y pretender que a uno le crean que el olor es por eso.

Un saludo.

Shimmy dijo...

Mirá Lelé, yo puedo entender el tema de la "exclusividad" que te dá que tu nena use chupetes ingleses, pero a estas alturas deberías saber que los chupetes se pierden y se rompen seguido. Babelito de caucho, listo. Si no le gusta que busque otra familia.

Salute

Mario M. dijo...

Lelé, me excuso de dar mayores sensaciones de este posteo porque uno de los imperdonables va directo al corazón de este amigo que te quiere demasiado. Es para mí un placer, un gusto, un premio, que hayas pasado por mis días. Sería imperdonable no decirtelo, SOSTENIENDO desde el afecto.

Lelé dijo...

Briks: Yo también decidí no manejar con Esteban al lado. El se pone histérico y yo, ni te digo. Lo del vendedor de repasadores fue hace muchos años. Vivía con mis viejos. Tan ilusa! Besos.

Yoni Bigud: Claramente, el segundo punto es mucho más imperdonable que el primero.

Shimmy: Ya los compré, ya está. Soy primeriza y todavía mantengo la taradez: "Para ella, lo mejor". Al segundo le daré para que chupe un palo.

Mario: El imperdonable que te atañe es uno de los que más recuerdo. No puedo creer haber actuado así. Desde este humilde espacio y a casi tres años de distancia: mil disculpas.

Ani dijo...

Con uno no coincido ¿Por qué es imperdonable decirle a alguien que te cagó la vida, que te cagó la vida?

Es lo más liberador que conozco.

Después de eso, una sonrisa y a volar.

Anónimo dijo...

Estar hablando por teléfono en el baño, distraída apretar el botón y tratar de que te crean que abriste la canilla.

Patita dijo...

Sos lo más. ¡Y ya te estaba extrañando! Y qué buena idea esta de los imperdonables. Todos tenemos TANTOS! Te leí y pensé en los míos y automáticamente me puse colorada. Imagináte.
Un par de cosas:
-Al niñito de 3 años, en tu lugar, ya que estuviste tan cerca de su cabecita, yo le hubiese dado un sopapito en secreto.
-Públicamente quiero decirte que me parece que tu amigo Mario debe ser un amor. Te escribe siempre con tanto cariño!!!
-El comentario del anónimo de arriba, lo comparto y lo aplaudo!!!
¡Beso enorme!

ElCriticoTetero dijo...

http://mandametustetas.blogspot.com/

¿Cómo son tus tetas para los demás? ¿Quieres una opinión más o menos seria y objetiva?

Mándame tus tetas, y te diré lo que pienso.

Recordad Chic@s

Mandad las fotos por mail a mandametustetas@gmail.com

Bruno Cirnigliaro dijo...

Hace mucho no pasaba por aquí. Como siempre, muy bueno. Lo del vendedor ambulante, demasiado imperdonable-
Saludos

Lelé dijo...

Ani: Puede que tengas razón. Pero la verdad que cuando yo lo hice no salí volando, precisamente. Más bien me sentí una pelotuda que no podía resolver sus rollos a pesar de que el tiempo pasaba y pasaba. Ahora que sí pasó, y en forma, realmente no me acuerdo ni por qué me cagó la vida. Beso grande.

Anónimo: Ay! La pucha, che. No entendí! Si volvés: me explicás?

Patita: Contanos tus imperdonables que te ponen colorada! Mario es un amor, sí, no te das una idea. Che, vos entendiste lo del baño? Me lo explicás que parece que tengo una tara?

El crítico tetero: Nunca en tu vida vas a leer esta respuesta, así que ni te contesto.

Bruno Crinigliaro: Pero muchas gracias! Lo del vendedor fue hace mucho. Ahora no lo hago más. Saludos!

Agus dijo...

Caer al curso de preparto con plataformas de 10 cm y una lata de speed en la mano.

Lelé dijo...

Agus: Por qué hiciste eso? Qué extraño! Lo de las plataformas, bueno. Pero el speed?!

Patita dijo...

Lelecita, algún día me animaré y contaré un par... Prometo titular la entrada "plagio a Lelé" o algo por el estilo :)
Lo del baño lo aplaudo y te lo explico. Básicamente es un papelón. La estrategia funciona con inalámbrico o celular. Estás metida 100% en la conversación, sentís ganas de un pichín y automáticamente vas al baño, mientras conversás. Seguís conversando, hacés lo que fuiste a hacer, apretás el botón y del otro lado escuchás: "qué es ese ruido?!", "hiciste pis mientras hablabas conmigo?!", por ejemplo. Eso, cuando hay confianza con el interlocutor. Si no, no preguntan, pero uno sabe que quedó como el traste. En éste último caso, yo salí corriendo del baño para que la apretada de botón se escuchara lo menos posible.
Espero haber sido lo suficientemente gráfica :) Avisáme si no.
Otro beso grandote!

Lelé dijo...

Patita: Gracias por iluminarme. Qué gracioso este inentendible. La propia protagonista me lo explicó por teléfono. Qué risa! Así que a vos te pasó? Calculo que esto debe ocurrir en la adolescencia, cuando hablar por teléfono con algunos fulanos es todo. Te mando un beso grande.

Agus dijo...

Tenía sed...pero era un speed solo, che, no un speed con vodka. Igual no daba.

Lelé dijo...

Agus: Jjajaja! No te imagino. Tampoco la cara de tu compañera de pujo viéndote con el speed en la mano.

Fede dijo...

Che se nota que estas re caliente con el malcriado hijo de tus vecinos...
Tenes que ser mas TOLERANTE querida.....
Besos
TU AMIGO DESAPARECIDO FEDE

Lelé dijo...

Fede: No tenés idea cuan enojada estoy. Tanto que me da culpa. Che, desapear, aun no conocés a mi cachorrita. A fin de año vamos a tener el gusto? Junto con Pili? Viste que parece que viene?

Nin dijo...

Jajaja! Me identifico con la amplia mayoría de los comentarios. En cuanto a lo de los ochenta pesos en chupetes de marca inglesa, agreguémosle como agravante que sean gastados a las cuatro de la mañana luego de hacer perecer en el fuego al último de los que quedaban, en pro de su estirilización.
Buen blog Lelé!