martes, 18 de enero de 2011

Tiesos


La del sábado era una típica mañana de playa en Monte Hermoso: aguasvivas, mate, gente caminando al faro ida y vuelta y cientos y cientos de comentarios sobre el clima, la inseguridad, la inflación, el tumor de tal o cual y cuán bueno está el licuado de durazno que venden en el parador.

-Che, ¿qué es eso? –preguntó de repente mi hermano El Jhony.

Dos varones de unos 17 años se daban besos de lengua parados a pocas reposeras de distancia. Flaquísimos, entremezclaban sus brazos largos y huesudos y seguían, dale que va, a puro beso y caricia.

-Ah, mirá –dije yo.
-Está perfecto. Están enamorados y se expresan –agregó mi amiga Pili.
-¡¡Paren de mirar, loco!! –se retaban entre sí un grupo de porteñas que recién había llegado a Monte Hermoso.

Los chicos se dieron un par de besos más y se fueron de la mano. Nosotros nos quedamos comentando la escena. A la tarde, promediando los mates, volvimos a hablar sobre ellos.

Y me quedó una conclusión. Una austera y primera conclusión. Y es que hoy somos muchos los que decimos y pensamos que cada quien hace lo que puede, quiere, lee, ve, y más verbos que terminan con e, pero basta que se nos presente a los ojos algo distinto que nos quedamos tiesos como liebre encandilada con luz de auto. ¿Me equivoco?

16 comentarios:

Mario M. dijo...

No, Maru, no te equivocás. Pero el impacto puede ser esa primera vez, una segunda, quizás, y después será RUTINA, moneda corriente. Supongo que los chicos eran del mismo sexo, por eso el llamdo de atención. ¿O fue por ver tanto amor suelto, joven, libre, auténtico, pasional?

Shimmy dijo...

Ayer era una tarde cool y hoy es una tipica tarde? Se ve que leí una versión cruda. Qué lindo escribis.
En fin, no te equivocás en absoluto. Yo que me autoetiqueto superabierto, y me cuesta muchisimo ver el amor entre dos personas del mismo sexo, es más, te confieso que estoy planeando cómo abordar el tema para cuando me pregunte mi hija y suene natural, sin éxito aún.
Un beso

Lelé dijo...

Mario M: Los chicos eran varoncitos, sí. Y quizá tengas razón: una se acostumbra. Veremos cuando qué dice Antonia e Isabella dentro de 20 años.

Shimmy: Qué verguenza! Vio la primera versión, sí. Soy obsesiva cona la "forma" de lo que escribo y cambio 500 veces hasta la pavada más grande. Le mando un cariño. Y aunque me pilló, agradezco que haya prestado tanta atención. Por favor, no deje de contarnos cómo le va cuando aborde el asunto gay con su hija. A ver si aprendemos.

Yoni Bigud dijo...

Tiene razón. Yo supongo que eso ocurre porque los ojos siempre tardan un rato en acostumbrarse.

Debería ser todo más simple, y descuento que así va a ser dentro de menos años de los que uno imagina.

Un saludo.

Psicologa con problemas dijo...

como quiera que sea... No me interesa ver besos demasiado públicos de ninguna clase, como tampoco peleas ni conversaciones fuertes.
Soy defensora de lo privado.
Igualmente creo que no me llamaría mucho la atención la escena.

Saludos!

TucuMALA

Lelé dijo...

Yoni Bigud: En efecto. La costumbre. Pero que existe y es rápida, existe y es rápida.

Psicóloga en problemas: Yo también pensaba que algo así no me iba a mover un pelo, pero la verdad, sí me llamó la atención. Saludos!

((...gi!...)) dijo...

Viste que toooodos son muy gay friendly, siempre y cuandooooo no les chapen en la cara. Es así.

Lelé dijo...

Gi: Tal cual. Tal cual. Esa era exactamente la conclusión a la que quería llegar. Tú lo has dicho mejor que yo. Beso.

Nin dijo...

Sí, cuesta sostener en la práctica lo que tan liberalmente proclamamos. Confío en que para muchos, sea tan solo una cuestión de costumbre. No es un mal comienzo. Si no, piensen en la intolerancia, el antisemitismo, el racismo... eso sí es un mal comienzo.
Me gustan mucho tus escritos, Lelé!
Son muy frescos y me hacen reir.
Saludos!

((...gi!...)) dijo...

Lele, has leído a Casciari me imagino.
Sino te recomiendo empezar con Orsai (blog).

Lelé dijo...

Nin: Gracias! Siempre es lindo que gente nueva pase por este humilde espacio. Ojalá tengas razón con lo que decís sobre la costumbre. Saludos!

Gi: No he leído. Pero me voy a dar una vuelta. Gracias!

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con (gi) y con vos. De hecho estoy segura que todos lo que "peleaban" a favor del matrimonio gay son los primeros en horrorizarse.

Lelé dijo...

Anónimo: No sé si tanto, che. Yo con el matrimonio gay no tengo nada. Lo de la adopción es más complejo, pero no sé, qué se yo, como todo: hay que estar para verlo. Beso y gracias por pasar.

Anónimo dijo...

una tarde estaba en buzios leyendo un libro en la playa y de repente un pibe se siente en una piedra después de salir del mar y detrás de el sale un hombre mayor, el padre supuse, se acerca y le planta un beso al pibe, plop!, pero la pucha que subió la temperatura digo, vuelvo la mirada al libro y pienso para mi, la concha de la lora, hay cosas a las que nunca me voy a acostumbrar por más siglo 21 que vivamos...

Anónimo dijo...

Bueno he vivido esa experiencia, creo que es poco natural y bastante excibiocinista, solo por demostrar su tendencia homosexual y nada mas , que no me molesta pero tampoco hay que andar a los lenguetazos a las 10 de la mañana en la playa mas familiar y virga que puede haber, con este criterio creo que es normal cuando me vean apretar con el CONDE LUCRECIO en el medio de la playa, creo que a veces hay que pensar más en la naturalidad de las cosas y no en loque es normal o no ?

Lelé dijo...

Anónimo: Es como decíamos más arriba: lejos estamos de ser homofóbicos, pero aún nos cuesta asumir la cosa gay como algo natural.

Jhony: Verte a vos besándote con Lucrecio (para los que no saben, Lucrecio es un Fox Terrier) me hubiese hecho vomitar ahí mismo, en la playa.