lunes, 27 de octubre de 2008

Freudito


El viernes la presidenta decía que eran las 23 en el living de Ana. Sentados como colicué sobre almohadones, tres pensadores y yo formábamos una macumba alrededor de dos pizzas de la Cooperativa Obrera y tres Heineken de litro. Jorge Drexler susurraba Uruguay de fondo y yo tenía preguntas para Celina, recién licenciada en Psicología y fundamentalista freudiana:

-¿Qué onda con el complejo de Edipo, el Electra y la mar en coche?
-El Electra no existe. Es el Edipo. Y el Edipo no tiene nada que ver con toda esa pelotudez de la nena enamorada del padre.
-Te escuchamos...
-¿Vos querés que te lo explique sin vueltas?
-Sentite cómoda, por favor.
-El Edipo es la sensación que a vos te produce el hecho de haber nacido sin pene y con una copia amorfa e incompleta: el clítoris.
-Ah, mirá.

Como se sabe, Freud explicaba los berrinches adultos internos y externos a partir del sexo, la infancia y el sexo en la infancia.

Lo que no entiendo es cómo nunca nadie cuestionó lo obvio. ¿Es que ya es sabido? ¿Soy una moga oligofrénica o al revés, alguien me debe un premio y mucho dinero? Me acabo de fijar en Wikipedia y la curiosidad prendió fuego: Freud era el mayor entre cinco hermanas y mandó a quemar (dos veces) todos sus escritos personales de la infancia.

Entonces, ¡por Dios!:

¿Qué le pasó a Freud cuando era chico?

20 comentarios:

sole dijo...

Un loco. Viste que dicen que de los locos salen las ideas, los inventos, el mundo. Beso grande Lelé!

Briks dijo...

ah!
se puede decir clítoris acá?

Anónimo dijo...

lo del pobre freud es mas claro que el agua...!! el tipo lo volvieron loco las seis pibas que tenia como hermanas, unas locas supongo....!!! sus hermanos no la volvian loca...???

Cesc dijo...

Tiene su parte graciosa... Freud era un obseso sexual. Se pasó toda su infancia rodeado de tetas y más tetas...El en cambio creció con un aparatito pequeñito entre las piernas. Yo quiero ser como mis hermanas!!!! pero no. Y de ahí su obsesión, su locura y sus memeces acerca de cosas tan obvias.
Y encima tuve que estudiarlo para que me aprobaran filosofia en el instituto!!!

Un beso!!

Ani dijo...

Che, es medio feo definirnos como mujeres por lo que NO tenemos ¿no?

Esto no nos da derecho a decir que "El tamaño importa" ¡Si nosotras tenemos un mini pene atrofiado!!!

Qué revelación Lelé...y yo que creía que todos mis problemas pasaban por estar enamorada de mi viejo!

Lelé dijo...

Sole: Tenés razón, pero este loco en particular creó hasta una corriente de pensamiento.

Briks: Sí, se puede decir "clítoris", pero sólo con fines puramente científicos.

Anónimo: Quién es usted? Cómo se le ocurrió preguntar si mis hermanos me volvían loca? Nos conocemos? Pero coincido: es muy probable que al pobre Freud le hayan quemado la cabeza las pibas.

Cesc: O sea que si las mujeres envidian el pene los hombres envidian las tetas? De ahí se desprendería que la humanidad toda es una gran masa de envidiosos.

Ani: Parece que nada que ver con el amor al padre. Pero si el tamaño importa, entonces lo que nos toca es una situación muy pobre.

Gracias por pasar!

Ana dijo...

Yo no tengo ningún complejo por no tener pitulín! Sin embargo conozco más de uno que sí envidia no tener tetas, y hasta va y se opera para estar más lindo en los bailes de Gualeguaychú!

Anónimo dijo...

Entonces Freud hubiera querido ser nena, por eso ataca al sexo femenino? Digo, si las tilda de "falta de" a falta de una definición un poco más acertada... al final era un pelotudo triste el tipito este...

Nico.

Lelé dijo...

Ana: Yo tampoco creo necesitar un pitulín, pero quizá sí un poco más de lolas... Cuac. Beso.

Nico: Vaya uno a saber lo que quería el tipo! De ahí la pregunta. Algo muy groso le tuvo que pasar. Nos vemos!

¨ dijo...

yo creo que es una mala lectura de freud, que freud no es el psiconalisis, que freud no era psicoanalista aunque haya inventado el psicoanalisis, que el concepto edipico es mas complejo y abstracto, que lo que su amiga dijo es simplista y por eso muy resistido y que quizas merezca una explicacion mayor. si quiere, se la intento dar. sino quiere, bueno, igual un gusto.

Matías dijo...

Creo que esa interpretación del complejo de Edipo es más Freudista que Freud. Está bien que para Freud todo tiene que ver con el pene y sus incidencias. Pero el mito de edipo no habla de las hijas. Edipo, abandonado de bebé, mata a su padre -sin saber que es su padre- y se enamora de su madre -sin saber que es su madre- y tiene cuatro hijos con ella (dos nenas Antigona e Ismena y dos varones Eteocles y Polinises).

Lelé dijo...

...: Hola! Mucho gusto y bienvenido. Adhiero a su moción por completo: lo que figura acá es una versión simplista de lo que dijo mi amiga, sacada de contexto y, como usted dice, fácilmente resistible. Pero qué quiere que le diga: yo acá estoy para hacerme la viva. Agradecería, de veras, una explicación seria.

Marías: Me gustó lo de "más freudista que Freud", es un concepto superador. No conozco el psicoanálisis a fondo ni hice terapia de ninguna clase (eso está claramente demostrado en estas líneas), pero mis informantes me dicen que el Edipo sí atañe a las hijas. Gran saludo!

¨ dijo...

en un rato se lo hago. si me espera, en un rato lo tiene.

Mario R. Minervino dijo...

Muy enredado este posteo. No me tienta tu amiga psicóloga a ser su paciente con esa visión tan primitiva de las cosas. ¿Así que las mujeres sueñan con tener pito? hum...suena feo. Según la internet, Freud dijo también: "La gran pregunta que nunca ha sido contestada y a la cual todavía no he podido responder, a pesar de mis treinta años de investigación del alma femenina, es: ¿qué quiere una mujer?". Diría Marusa: cuac!

¨ dijo...

(ufa, perdon que sea largo. y quizas tedioso)
El tema es de lo mas apasionante. Se trata de no caer en la categoría del mito de Edipo Rey, sino permitir aproximaciones que tiendan a subir el nivel de abstracción de la cadena de razonamientos.
La lógica que subyace al Edipo es la lógica de la triangularidad que implica la relacion entre tres partes: la totalidad, la diferencia y la identidad. De la manera en la que ambas se tensionen saldrán los procesos matriciales que darán lugar al nacimiento de la personalidad.
Pero antes veamos otro temita: las teorías sexuales infantiles. Las mismas sostienen que hay tres teorías que configuran la constitución de la sexualidad (en tanto actividad mental, nada que ver con el sexo o la genitalidad): 1.- la concepción sadomasoquista del comercio sexual entre los padres (es decir que papa lastima a mama cuando hacen el amor); 2.- la concepción por la cloaca (lo hijos/hijas se paren por el ano); y 3.- la universalidad del falo (todas las cosas animadas e inanimadas tienen pene).
La primera teoría sexual infantil (TSI) sostiene la lógica de que la diferencia genera violencia. Mama es distinta a papa y cuando se juntan se genera violencia. La segunda TSI sostiene la anulación de la diferencia: todo es lo mismo: la vagina, el ano, la uretra. Y la tercer TSI sostiene la destrucción de la diferencia: todos somos iguales porque todos tenemos lo mismo.
De la interacción de ambas se construye el Edipo como esa lógica que sostiene que se requiere de la violencia de la diferencia para construir la identidad por fuera del afán totalizador de ser uno con el otro.
En otros términos: el triangulo rectángulo es el modelo geométrico del Edipo sano en el que la base es el niño, el cateto mayor el padre y la hipotenusa la madre. En el isósceles se reduce la diferencia con la ganancia de la anulación de la violencia requerida para la constitución subjetiva. En el quilatero se destruya la diferencia y todo se auna en una lógica de totalización y uno no puede acabar de nacer como persona.
Ahorra, es cierto que es fácil deslizarse hacia la creencia que el pene, la vagina, el clítoris y otras yerbas tienen realmente algo que ver en el asunto. El problema es de orden lógico abstracto y no concreto mitico. Es ridículo pensar que un chico va a agarrar un hacha y matar al padre esperando consumar el acto sexual con su madre.
Ojala le haya quedado un poco mas claro, aunque siempre se puede ampliar mas. Cualquier cosa me pide. Yo encantado.

Lelé dijo...

Mario: Como decía antes, la que simplificó fui yo. Mi amiga había dado su e`xplicación completa, sólo que yo la retacié con muy mal gusto. Saludos!

...: Qué contestar a semejante exposición. Como me suele ocurrir con todo lo que escucho sobre psicoanálisis, en un primer momento descreo y me suena a cuentitos de colores, pero si abro el expectro, como acabo de hacer con su texto, resulta sumamente interesante. De las tres aristas, la de la concepción sadomasoquista es la mejor, desde mi austero punto de vista. Ahora: ¿todo esto ocurre tanto para el hombre como para la mujer? Expláyese todo lo que guste. Siempre viene bien un empujón intelectual. Gracias.

Wakefield dijo...

Es verdad. Las pizzas de la Cooperativa Obrera suelen propiciar esta clase de debates.

Para mí que los mandó quemar para que sus discípulos no le dieran a probar de su propia medicina, siquiera en forma póstuma.

Saludos, siempre la leo.

Lelé dijo...

Wakefield: Tal cual, fueron las pizzas. ¿Usted dice que de haber sobrevivido los documentos los discípulos de Freud hubiesen explicado todo a partir de la propia niñez del psicoanalista? Gracias por darse vueltas, yo también las doy siempre por su espacio.

Bruno Cirnigliaro dijo...

Como???????????????????
Que el clítoris es una copia amorfa e incompleta del pene??????

ah noooo.... Lelé, eso no.... con el clítoris no te metas eh!

Lelé dijo...

Bruno: No son mis palabras, ¿eh? Son las de mi amiga. Y como decía antes, están manijeadas. Ella habló mucho más y fue mucho más completa. Besos!