viernes, 10 de septiembre de 2010

La Marmota


Creo que ha llegado momento. Ya es suficiente. Es preciso hablar de La Marmota.

La Marmota tiene tres años y es exasperantemente rubia. Tiene la boca chiquita y los labios salidos para afuera. Los ojos negros. Ah, perdón, aclaro: La Marmota es masculino. Y es un nene, además.

-¡¡¡¡¡¡¡¡”Basta”, no!!!!!!!!

-¡¡¡¡¡Yo no soy bobo!!!!!!

-¡¡¡¡¡No quiero, no quiero!!!!

-¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡No quiero!!!!!!!!!!!!!!!!

Su lenguaje no excede esas cuatro frases. Así conversa con su madre y su padre. La primera, una ama de casa con cara de sufrida. El segundo, un muchacho que dice “Carajo” una vez cada tarde, tose como un tuberculoso y ronca como una máquina retroexcavadora.

Ella, él y La Marmota viven en el dúplex pegado al mío.

Al igual que casi todas las mañanas, hace algunos días amanecí con un “¡¡¡¡¡No quiero, no quiero!!!!”. Entonces agarré a upa a Antonia, que le sonreía hasta a un asesino serial, y toqué la puerta en la casa de La Marmota.

Frente a los tres expliqué que escuchaba todo, que entendía cuan difícil era criar un hijo, que el dúplex tenía un terrible defecto acústico y que por favor procuraran hablar más despacio hasta que yo consiguiera sacar un crédito, comprar otra casa e irme a la mismísima mierda de ahí. Esto último no lo dije, claro.

Los días pasaron y parecía que habían entendido la consigna. Pero anoche, mientras bañaba a Antonia, escuché el siguiente diálogo:

-Hijo, hijito, vamos a bañarte. Por favor, calmate. Basta.
-¡¡¡¡¡¡¡¡”Basta”, no!!!!!!!!
-No grites. Parecés un bobo, che. Qué van a decir los primos.
-¡¡¡¡¡Yo no soy bobo!!!!!!
-Vamos al baño.
-¡¡¡¡¡No quiero, no quiero!!!!
-Vamos al baño, hijito.
-¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡No quiero!!!!!!!!!!!!!!!!

14 comentarios:

Yoni Bigud dijo...

Lo que nos cuenta es horrendo. Horrendo. Realmente sufrí leyendo este artículo.

Odio las invasiones, incluso las acústicas.

Un saludo.

Patita dijo...

Siempre dije que si llegaba a tener un hijo así de histérico, lo sentaba de culo de un sopapo. Claro, no lo tengo. Evidentemente no estoy preparada. Igual, lo mío es pura espuma :)
Paciencia, Lelé, paciencia. Y quejáte las veces que sea necesario. Quizás logres que se vayan ellos a ese otro barrio, quien te dice.
Beso grande!

Lelé dijo...

Yoni Bigud: Usted pareciera conocer el particular. Estoy equivocada? Me hace tan mal este asunto que no se da una idea. Pienso cosas horribles sobre ese nenito.

Patita: Yo también! Hay que cagarlo a trompadas! Ojalá se vayan. Alquilan, así que a lo mejor...

Mario M. dijo...

No se me ocurre nada, así que hago sostén mandando un afectuoso saludo a mi querida amiga Maru. Vecinos are vecinos.

Shimmy dijo...

Mire, la culpa no es de La Marmota, creame. De todas maneras como es dificil inmiscuirse en la educación de niños ajenos solo recomiendo, cuando se cruce a la criatura, que lo mire con odio. Y si los padres dicen algo le responde naturalmente: ¿Qué? ¡Si lo odio! ¿Cómo quiere que lo mire?

Sole dijo...

Pura ternura!! Capaz le anda faltando un amiguito o amiguita a la Marmota! Decile a Antonia que le preste algún juguetito... así va practicando hasta que llegue un hermanito! Beso enorme!!

Lelé dijo...

Mario: Eso es un sostén en serio. Presente, aún cuando no hay motivo aparente. Con versito y todo.

Shimmy: Sumamente gracioso lo suyo. Ahora, cada vez que veo a La Marmota, en lugar de sentir odio siento una terrible culpa. Pienso que soy el anticristo por contener semejantes blasfemias contra un nene que se parece al Principito.

Sole: Sole! Qué lindo que andes por acá! Tanto tiempo! Inconfundible vos con tus diminutivos. La Marmota es insufrible, creeme. Y Dios nos libre de un hermanito. Beso grande y gracias por volver.

Sole:

Sole dijo...

Querida Lelé! Nunca me fui!! Más besos

Ani dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ani dijo...

Che Maru...

Ahí la flor de marmota es la madre.

El niño no es más que aquello que su mamá-marmota espera de él.

¿Muy freudiano lo mío?

Lelé dijo...

Sole: Qué bien! En buena hora. Beso grande!

Ani: No tenés idea cuán marmota es la madre. Y el padre. Ella le dice al pendejo: "Pipito no me hables así". Podés creer? No sólo es freudiano el asunto: es desagradable. Beso!

AEZ dijo...

Pero cheeeeeeeeeeeeeeeeee... Marmota hay una sola.

Blorges dijo...

¿No le habían pegado un escopetazo a la marmota, ya? ¿O era una ardilla?

Tenés un problema de roedores ahí.

Pobre nenito, por ahí los primos no son tan bobos. Pero que no le peguen, pobre, pobre.

PD: Bue. Lo que quisiera saber es qué dijo el del comentario suprimido.

Lelé dijo...

AEZ: Marmotas divertidas sí hay una sola. Pero esta, te juro, es insufrible, insulsa y burda por donde se la mire. Si la conocieras coincidirías.

Blorges: No le pegamos un escopetazo aún, pero cada día lo detesto un poquito màs. Yo también querría saber qué dijo el del comentario suprimido. A lo mejor fue un insulto tan pero tan bajo que, tratándose de una criatura de tres años, lo hizo recapacitar.