viernes, 17 de septiembre de 2010

Tipo de cambio


Tenía tanto laburo... Se me ocurrió pedirle ayuda a un tipo que trabaja cerca mío. Le mandé un mail: “Necesito colaboración en este asunto. ¿Por favor me darías una mano?”. Diez minutos después, el tipo entró a mi oficina, cerró la puerta y dijo:

-¿Vos tenés en claro cómo son las cosas acá?

Siempre que se me abre un frente de batalla cambio de color y temperatura. Lo usual: cara colorada, uñas azules, manos heladas.

-¿Vos sabés para quién trabajo yo? –siguió.
-Si te referís al mail que te mandé recién, era sólo un pedido de colaboración. No era para que lo tomaras así.
-Ah. No pareció. Más bien pareció que me decías lo que tenía que hacer. Acá hay distintos sectores y cada uno hace lo suyo. A lo mejor va a haber que explicártelo. Para que aprendas, digo.

Detesto el maltrato. Por lo general no estallo, pero internamente activo un fuerte operativo de pensamientos oscuros. Muy-oscuros.

Pienso en la madre del tipo y en el pulóver con parches en los codos que nunca se cambia. En su olor a toalla mojada. Pienso en los asados a los que nunca, jamás, nadie lo va a invitar. En la manera en que los años, los noticieros y la posible inactividad sexual lo volvió el tipo que es hoy. En cómo sucumbió a un puesto así después de tantos años. Me pregunto por qué su cara expresa una eterna constipación. Qué lo volvió tan irritable. Tan inseguro. De qué manera se relacionará con su papá. Cómo pasará un domingo. Me pregunto si tendrá quién le cocine un tallarín.

Pienso en todo eso y el tipo me da lástima.

14 comentarios:

Briks dijo...

en cambio, yo lo mando a la concha de su madre !







claro...
por eso ud es un ser maravilloso y yo...


yo soy lo que soy

BUEN FINDE SEMANA !

Patita dijo...

Mi cabeza se fue a mediados de los '90, a la secundaria, Maru. Recuerdo esa misma cara con facilidad. Lógico, era bravo tener que hacer frente a algunas profesoras, che. Sobre todo las de historia, literatura y matemática. Decime, no te agarraba a veces un mini ataque de risita nerviosa, en adición a las reacciones fisiológicas que mencionás en tu relato, o recuerdo erróneamente?
Aunque nada tenga que ver esto con tu relato sobre ese señor infeliz, fue lindo transportarme en el tiempo.
¡Beso enorme!
pd: ese señor es un panqueque, un inseguro de sí mismo que se hace caca en los pantalones.

Lelé dijo...

Briks: Yo no soy un ser maravilloso. Yo necesito psicólogo. A diferencia suya, yo guardo veneno para no tener quilombo. Creo que su actitud es más sana. Beso!

Patita: Qué mierda! Siempre me pongo colorada! Es el día de hoy que si algo me da verguenza o bronca me pongo como una manzana deliciosa. El tipo es un forro, creeme. No lo quiere nadie. Si lo conocieras lo odiarías. Beso grande!

Un Canario dijo...

Yo le hubiera aumentado su ira... le hubiera dicho que si, que le escribi prque quieor que trabaje para mi, asi se enferma mas... despues cuando este bien bien caliente le hubiera dicho que no era para tanto, que se relaje.. hasta le hubiera preguntado "estas nerviosito¿" y una vez ahi cuando a se le caleinten las orejas y le salga humo por el culo le hubiera dicho con mi cara mas dulce que lo estaba jodiendo, que solo queria una mano de el.


pero igual una puteadita no le vendria nada mal..

No te preocupes por esos tipos.. son conchudos de alma, todo vuelve.

besos desde nicaragua... (anoche vi tortugas dejando huevos en la playa.... llore).

te quiero

Chava Despechada dijo...

Creo que el mundo está más llena de esos "bichos raros" de lo que nos imaginamos...
No queda otra que seguir remndo y no dejarnos que eso "que te estalla dentro" te carcoma.
Felicitaciones, me encantó tu manera de escribir.

Mario M. dijo...

Escribí pero no salió. SOLO PUEDE DAÑARNOS LA GENTE QUE AMAMOS, escribió Borges. La mediocridad tiene (a veces) parches en los codos. Los mata la indiferencia, la ignorancia. La Marusa colorada está arriba de todo esto.

Shimmy dijo...

Bastante tiene el muy pobre con verse la cara en el espejo todas las mañanas. Que no tenga quién le cocine un tallarín lo describe perfectamente, y está perfecto que sienta lástima.
Yo reacciono igual, físicamente inmóbil, y pensamientos asesinos. Por suerte puede todavía redactarle un mail con copia a todo el mundo (si quiere me copia a mi también) y lo destroza, con altura e inteligencia, que creo a Ud. no faltan. Le mando un beso.

Lelé dijo...

Un Canario: No me cabe la menor duda de cómo hubieses reaccionado vos. No le hubieses cantado las 40. Las 70 le hubieses cantado. Incluso te hubieses ido a la mierda. Capaz, no? Qué bien Nicaragua. No puede ser lo de las tortugas. Es muy descriptivo de lo que vivis.

Chava despechada: Pero muchas gracias! No sé si el mundo está lleno de estos tipos, pero que los hay, los hay. Gracias por pasar, che.

Mario: No es la primera que calmás mi ira con esa frase de Borges. Es cierta, sí. Este tipo es malo, Marito. Si lo conocieras dirías lo mismo. Resoplarías, incluso.

Shimmy: La verdad, creo que sí tiene quien le cocine un tallarín. Ahora, que sea sabroso o que este señor lo sepa valorar es otra cosa. Lo de la inmobilidad no sé si está tan bien, Shimmy. El veneno da dolor de cabeza. Y de espalda. Voy a pensar lo del mail. Le mando un cariño.

Yoni Bigud dijo...

Es un buen método el suyo. Yo prefiero los sopapos, pero no hay duda que lo suyo es más elegante.

Un saludo.

Mona lisa dijo...

Que alegría Maruja leerte otra vez! saber que seguís y seguís con la palabra en la boca y la compartís. Por razones obvias no leo mucho desde internet, pero cada vez que pueda me doy una vuelta. Abrazo grande y santafesino!!!

Mona lisa dijo...

Que alegría Maruja leerte otra vez! saber que seguís y seguís con la palabra en la boca y la compartís. Por razones obvias no leo mucho desde internet, pero cada vez que pueda me doy una vuelta. Abrazo grande y santafesino!!!

Lelé dijo...

Yoni Bigud: Yo también preferiría los sopapos, pero los he probado y luego no puedo conmigo misma. Como sea, todo me resulta muy difícil. Qué depresivo este comentario!

Mona Lisa: La alegría es mía de que pases por acá y me leas. Yo también paseo mucho por tu vecindario. Santa Fé? Mira vos. Te mando un abrazo grande, amiga.

Paloma dijo...

gastas tanto tiempo pensando en el???

no merece ni un pensamiento. Me da lastima y le mando un mail a otro compañero instantaneamente XD

Lelé dijo...

Paloma: Me enrosqué, sí. Pero ya pasó! Este blog ayudó. Vos sos más fuerte, parece. Gracias por pasar!