viernes, 29 de mayo de 2009

El cuento del tío


Fue como ir a visitar a un tío. A uno viejo y parco; a uno querible.

-¿Vamos al diario? -me dijo mi jefa.

A pesar de que sigo vinculada a los medios, no pisaba la redacción desde que renuncié en diciembre.

-¡¡¡Tbfksjerhtksuh!!! -pensaba mi cerebro infantil, pueril- Ay la puta. Menos mal que estoy vestida como siempre, si no van a pensar que me hago la canchera. ¡Ojalá que estén Marito y Javier! ¡Qué vergüenza! ¡Me quiero ir a tomar la leche a mi casa! ¡Quiero dormir!

Mis manos refunfuñaban: yo subía el ascensor y ellas temblaban. Ambas. Parejitas. Somatizaban casi seis años de periodismo abandonado.

-Buenas tardes -le dije a mi ex jefe, conciente de la sorpresa que causaba.
-¡Hoooolaaa! ¿Qué hacés por acá? ¡Señora! ¡Ahora sos señora!
-Vine a acompañar al gerente de la empresa para que le hagan una entrevista. ¿Cómo anda todo por acá?
-Y acá andamos. ¿No querés volver? Mirá que somos pocos. La otra es que cambiemos: vos vení acá y yo me voy allá donde estás vos.

Mientras saludaba a redactores, diagramadores, editores y jefes de sección, gente que quiero mucho y gente que casi no recuerdo, caminaba por los escritorios de la redacción como quien pispea los portaretratos de la casa de un tío. La de uno viejo y parco; uno querible.

8 comentarios:

AEZ dijo...

Jejeje, ¡buenísimoooooooo! Fue un flash verte después de TANTO (digamos). Acá se te extraña, ya sabés. Y también sabés que al periodismo le debés una disculpa: cómo lo vas a abandonar así, pobrecito.

Mario R. Minervino dijo...

Me lo perdí. Pero uno tiembla cuando va a ver (enfrentar) a algo qe fue importante en su vida. Tiembla porque vive y siente. Es una exageración el poema, pero es uno de mis favoritos de siempre, y bueno, lo comparto con la Lelé...por esa singular vivencia de un viernes de mayo.

(...)
No amarse ahora, pero haber amado.
Y encontrarse otra vez...Recuerdo grave
como el de alguna flor de aroma suave
que se mustia en su libro ya olvidado

Va surgiendo el recuerdo desvelado:
una palabra, un gesto...Es una clave
que nadié descifré, que nadie sabe:
recinto nuestro, cántico olvidado.

Estamos en silencio, frente a frente.
Y sin verte, yo sé que me has mirado
con no sé que recuerdo transparente

en los ojos lejanos...No has cambiado.
Y es dulce estarse así, indolentemente,
pero no amarse ya. Haberse amado.


Julia Prilutzky Farny

Anónimo dijo...

La próxima para que no le tiemblen las manos traiga una torta...!!!!

M dijo...

Chantuna! No te pude ni despedir! Es más... capaz si tomabas un cafecito conmigo te prestaba una taza bonita que heredé! Besos loca, siempre un gusto verte.
(Marito: impecable lo tuyo)

Lelé dijo...

AEZ: Gracias por lo de "buenísimo". Para mí fue saludable pasar por la redacción, lo juro. Y lo de abandonar el periodismo... Elecciones, qué va'ser.

Mario: Soy un ser nulo en poesía, pero esta más o menos la entiendo y es linda. Gracias! Lástima que no estuvieras el jueves en el diario. "Vive y siente"... Lindo. ¿Cuándo comemos?

Anónimo: No estaría mal. No. Lo que tampoco estaría mal sería que usted se identificara. Su idea es buena, sépalo.

M: ¡La taza! ¡La taza! ¿Cómo anda? ¿La fregás? Porque viste que se le hace como una costra. Ahora tengo otra taza que también significa mucho para mí. Estoy contenta de haberte regalado la de Holanda. Beso!

M dijo...

SI!! Siempre se guarda limpita, en el mismo lugar donde solías guardarla! Sabés que la valoro un montón ¿no? Además me hago la canchera cada vez que me hacen un comentario lindo... porque es el día de hoy que lo siguen haciendo! Besos!!

Briks dijo...

para no pasar por momentos como el que pasó uste' yo evito hacer amigos en el trabajo...








uf!
al final..
me doy cuenta que soy una porqueria de tipo

y bue!

Lelé dijo...

M: Insisto, fue muy bueno dártela. Además, es una forma de que no me olviden! Y es linda la taza, sí. Beso grande!

Briks: ¿Pero dígame una cosa? ¿Quiénes son dos de los conocidos que tenemos en común? ¿Amigos de quién? ¿De Angelina Jolie? Usted sí tiene amigos en el trabajo(en el sentido superficial de la palabra) y no es un mal tipo.