martes, 7 de febrero de 2012

Hace dos años era domingo


Hace dos años era domingo. Me levanté temprano y con calor. Me picaban mucho los pies y la panza, que como tenía a Antonia adentro parecía una fruta transgénica, una para que el diario titulara "Sorprendidos, chacareros cosechan una pera de diez kilos". A pesar del miedo y las molestias, sentía una inmensa euforia. Esa misma tarde, aunque era domingo, mi obstetra me iba hacer algo llamado "separación de membranas", algo así como un ingreso consentido a la dignidad misma de una embarazada. El objetivo era iniciar e inducir el trabajo de parto. Y así fue. A las cuatro de la tarde, con 40 grados a la sombra, estacionamos el auto con Esteban frente a un consultorio (y una calle y una ciudad) completamente vacío. La operación dolió, claro que sí, pero yo me sentí feliz, incluso en ese inquietante momento. Volvimos a casa y resolvimos salir a caminar, dando vueltas alrededor de la plaza de enfrente. Una, dos, tres vueltas. "Al bebé le hace bien", me habían dicho. Finalmente, oscureció. Cenamos liviano; pechuga de pollo con ensalada de lechuga, creo. Nada más ocurrió durante el resto de la noche. Pero a las ocho de la mañana del día siguiente... 

Y ya hace dos años.

7 comentarios:

Yoni Bigud dijo...

Es increíble cómo uno recuerda hasta el mínimo detalle de esos días que cambian todo.

Felicitaciones a usté.

Un saludo.

Shimmy dijo...

Oh, que hermoso día para nacer. Durante sus años escolares Antonia va a maldecir esa fecha porque pocos amiguitos van a ir a su cumpleaños, cuando sea más grande y se ponga renegada le va a gustar, incluso va a planear vacaciones para evitar tanto baruyo.
Felicitaciones y felicidades, ahora sin querer, me voy a acordar de la fecha del cumpleaños de su hija.

Dany dijo...

Ay lo que me espera.....decir beboncio jajaj.
Felicidades!

Lelé dijo...

Yoni Bigud: Vió? Si no me equivoco, usted ya tiene dos de esos momentos en su haber. Otro saludo para usted.

Shimmy: Mire, yo también me voy a acordar de su cumpleaños, no sólo porque es el día anterior al de mi hija, sino porque coincide con mi gurú espiritual de todas las mañanas, el eminente Chiche Gelblum.

Dany: Veo que ha hecho sus deberes y leído este blog. Se lo agradezco! Y le deseo lo mejor en esta maravillosa y terriblemente difícil etapa, porque al parecer la está por vivir. Felicidades!

CronicasDeUnaChicaSola dijo...

Primera visita...y seguí el enlace, eso quiere decir: atrapaaaante. Que linda su beboncia jeje.

Abrazo

Maritooo dijo...

Pocas cosas más tristes que un blog estancado...

Lelé dijo...

Crónicasdeunachicasola: Pero muchas gracias!

Maritoo: Tenés razón.